Busco mi lugar en este mundo

o fuera de él!!

Solo un golpe

NO TE PREOCUPES, YA NO DUELE

CON EL TIEMPO, EL DOLOR SE HACE TENUE

FUE SOLO UN GOLPE INESPERADO

ME TOMO DESPREVENIDO, INDEFENSO, ASUSTADO

NO SE CUAL FUE LA RAZÓN , NO ENCUENTRO EXPLICACIÓN

NO SE SI FUE MI CULPA O LA TUYA

SE ME OLVIDO TOTALMENTE.

YA SABES COMO ES, YA NO DUELE

CON EL TIEMPO TODO SE BORRA

YA NO SE SUFRE, YA NO SE SIENTE.

NO TE PREOCUPES, FUE SOLO UN GOLPE

Zamba para olvidar

No se para que volviste
si yo empezaba a olvidar
No se si ya lo sabrás
lloré cuando vos te fuiste
No se para qué volviste,
qué mal me hace recordar…

—-

Mi zamba vivió conmigo,
parte de mi soledad
No se si ya lo sabrás
mi vida se fue contigo
Contigo mi amor contigo
Qué mal me hace recordar…

Nada tengo de ti

Que sabrán del amor los que te tienen
Amor, amor fue mi callar por tanto tiempo
Amor fue mi sufrir siempre en silencio
Y es amor aún cuando te pienso.

Sirena

Como sirena a pirata me has enamorado
Deseo acompañarte a tus profundidades
A tus miedos, a tus alegrías, a tus sueños
Seguir tu rastro por todo el ancho océano

El sonido de tu voz me lleva lejos
Al mundo utópico de mis sueños
Donde te tengo a mi lado solo para mí
Donde dejo las horas pasar mientras me cantas

Y el tiempo pasa, no se, si veloz o lento
La arena corre en algún lugar de este tu mundo
Y ya no respiro, de a poco me voy dejando ir
Sabiendo que me he de quedar siempre junto a ti

Escrito – sin titulo

Esclava de tus ojos cambiantes
Deseosa de que solo a mi me quieras
Buscando complacer tus deseos estoy

Admiro tu fuerza y valor en la vida
Escucho tus historias de dolores y amores
Contemplo tu hermosura en silencio

Me siento culpable por callar mi amor
Vergüenza por pensar de esta manera en vos
Deseos por cumplir la fantasía

sufrir de amor

He descendido a la realidad mundana
He caído a merced del amor
Ese al que nunca le creí ni busque
Ese que hirió mi corazón enamorado

Me han abofeteado en la cara
Con la mayor ironía de la vida
Me han lastimado con mis palabras
Me han dado vuelta mis locas ideas

Me han corrido y trastocado mis límites
Me ha humillado el que he amado
El destino se ha vengado de mi queja
La vida me ha golpeado fuerte en el alma

Pero lo peor es que me ha dejado viva,
Atada con un leve hilo pero viva al fin
Pudiendo sentir el dolor de una manera irreal
Deseando morir sin intentar luchar

Que es vivir

Vivir o Morir una simple cuestión, pero algunos no se la preguntan y otros temen responderla. Es muy difícil vivir, hay demasiadas decisiones, demasiadas expectativas que cumplir y entre todo ello, esta uno intentando seguir su camino, que no conoce, que no lo tiene definido y encima se siente coartado por su entorno, juzgado por los demás.

Los años muchas veces pasan volando, pero si uno vive mal, hace lo que no quiere, lo que no le gusta la vida se torna interminable, se transforma en un largo e insoportable sufrimiento.

Para vivir bien hay que tener sueños, hay que tener metas, hay que ponerle ganas a la vida. Pero que se hace si no se desea si no se espera nada de la vida, si no se tienen sueños, metas, ideales o se tienen pero uno puede prescindir de ellos.

Hijos, casamiento, casa, auto, dinero, jubilación, vacaciones, estudios, trabajo, amistades, sexualidad, hobbies; todo es un sin fin de problemas y cosas sin sentido, un conjunto de preocupaciones que hacen a la vida despreciable, monótona, rutinaria, aburrida, y problemática.

En un primer momento uno intenta hacer las cosas bien, de la mejor manera posible, seguir el conjunto ilógico de reglas morales, hacer lo que los demás esperan y conseguir lo que todo el mundo supuestamente quiere. Pero llega un día, más tarde o más temprano, para aquellos tildados de desagradecidos, que se cuestionan que hacen, porque lo hacen, y parece ser que ya nada tiene sentido. Es como estar en una dimensión extraña observando a una manada comportarse de una manera irrisoria, sin sentido, y te puedes burlar pero no librar. Cada vez que se intenta salir es como que uno más se hunde, con tal de complacer a quienes se ama.

Y uno sabe que podría ser cualquier cosa que quisiera, pero no por soberbia, no por orgullo, no por menosprecio, sino que podría serlo porque si, porque todo es tan sencillo, tan evidente… pero no le interesa.

Y comienza el problema de buscar algo por lo que seguir viviendo, algo por lo cual mantenerse vivo y alejar los fantasmas. Alejar esa loca y atractiva idea de morir joven y ser recordado en la mejor parte de la vida, dejando a los demás creer y soñar con todo lo que ellos quisieran que uno fuera. Morir y dejar al resto pensar como hubiera sido tu futuro, tu vida y los supuestos éxitos que no tendrás.

Jugar al borde, esa parece ser a veces la mejor manera de seguir, de no caer, arriesgarse a cambiar constantemente, sin motivo o razón aparente, porque si, para probar, para poder sentir de alguna manera que se esta vivo, que se esta viviendo la vida.

Confusiones

He recuperado mi libertad, tengo el tiempo de mi vida a mi disposición, tengo las herramientas para armar la felicidad pero aún con todo eso, me siento atado a la soledad. Soledad, de no poder compartir, de no poder disfrutar el salir. Soledad que me acerca a la tristeza, que me inunda de temores y odios. Soledad que me obliga a esconder quien soy en verdad.

Siento que estoy luchando contra mí ser, contra lo que soy y por eso todo lo que haga por ser feliz o mejorar es una utopía. Llegue a este punto de la vida engañándome, escondiéndome de mis sentimientos. Pero ahora me han alcanzado sumergiéndome en el medio de una confusión, en la cual mi vida, así como la conozco, esta en juego.

Siempre creí que iba a poder fingir, que iba a poder mentir, que iba a poder simular ser feliz. Nunca pensé en el sufrimiento de mi corazón, en el agotamiento de mi razón, a quienes obligue a vivir en un mundo de olvidos y mentiras.

Mientras los días pasan, mi soledad, mis temores y mi locura van en aumento exponencial, no creo que pueda sobrevivir demasiado tiempo más en este mundo. Ya no hay nada que me motive, que me genere deseos de despertar en las mañanas, que me conmueva hasta el punto de sentir que estoy viviendo. Vivo mi vida como un simple y aburrido espectador, que espera el final de la película con impaciencia.

Nadie más que yo sabe cuanto luche por mejorar hasta agotar mis energías, sintiendo que solo puedo vivir en mi mundo de fantasías, en mis sueños de los cuales ya no quiero despertar.

Fantasma del pasado

Creí que te había olvidado. Estaba ocupada en otra vida sin ti, en un universo paralelo luchando por ser feliz. Pero hoy reapareces, de una forma extraña, y me necesitas. Me cuentan que no estas bien y me duele. Y tengo miedo, porque te empiezo a recordar, me llegan imágenes, olores, sabores de ese ayer y me siento vulnerable. Comienzo a cuestionarme que hacer, si correr hacia ti, o dejarte ir de una vez por todas. Hace tiempo que salí de tu vida y no me fue fácil. Podría decir que de cierta forma te olvide, para hacer mi vida, para dejarte hacer la tuya, para no complicárnoslas. Pero ahora, vos como un fantasma del pasado has retornado y me he desequilibrado. Eso que en su momento, y hasta un instante era la idea más sensata del mundo se torna en el cuestionamiento determinante de mi existencia. Si acudo, si te ayudo, puede que no haya vuelta atrás, puede que eso que no fue termine siendo, puede que este mi mundo actual, lo aniquile.

Mi corazón siente algo contrario a mi anterior razón, ahora ya no tengo cabeza, no puedo pensar no puedo meditar, no puedo dormir. Hasta en mis sueños te apareces y cuando estoy contigo no quiero despertar, no quiero irme a esa realidad tan natural, tan conveniente hasta hace tan poco tiempo.

Te escucho en cada canción, te busco en mí alrededor, siento tu angustia y desesperación y me mata sentirme impotente, sentirme atado, limitado a ser un simple y lejano observador de tu vida. Como le hago para acercarme y no caer a la tentación, como le hago para ayudarte sin que se me confundan los sentimientos, como le hago para estar a tu lado y mantenerme lejos, como le hago para no romper mi corazón una vez más.

Duerme

Duerme. Descansa. Poco a poco deja de ser él. Se va perdiendo en el laberinto de sus pensamientos. Ya no sabe si recuerda, vive o imagina. Lentamente la vida se le escapa y a veces a su pesar acelera. Creo que ya no recuerda como luchar aunque aún no se entrega.
Solo se concentra en inspirar, eso le da unos segundos más para seguir aquí. De todas maneras no creo que sea conciente de su fortaleza, de su batalla desigual.
Vive como un extraño sus últimos días. No nos reconoce y nos extraña. Creerá que lo olvidamos? Con suerte hay días o cortos momentos en los que regresa y se alegra de vernos, de tenernos cerca.
No sabe si lo merezca o si se lo ha ganado o si se lo deben. Solo lo toma pues lo necesita.

Navegador de artículos